lunes, 21 de mayo de 2012

Crónica Clásica lagos de Covadonga


6.55 de la mañana, suena el despertador.. hay que madrugar para hacer la primera marcha del año. Desayuno y a vestirse de romano. El día es muy lluvioso y las previsiones solo dan agua, agua y más agua… por lo que tocará tirar de ciclismo de épica.  Tras hablarlo con mi novia decido salir... me gusta demasiado esta prueba como para no salir jaja. A las 8.15 me planto en la salida, soy de los primeros, cuanto más adelante estés en esta prueba mejor para los primeros kilómetros. Tras esperar y escuchar el homenaje al gran Ezequiel Mosquera y escuchar el Asturias patria querida… se da la salida.

Los primeros kilómetros como todos los años son súper rápidos, aunque este lloviendo mucho, la velocidad es altísima de echo la primera hora ruedo mas rápido que el año anterior (40.5km/h) voy bastante cómodo, para mi lo peor es la lluvia, con gafas no veo nada pero si me las quito veo igual de mal. Sin tomar ningún riesgo llegamos hasta el primer puerto del día, he perdido alguna posición pero como voy con la mentalidad de que no voy a mejorar mi tiempo tampoco voy a arriesgar con el suelo mojado.

El primer puerto es la tornería, sabes que tiene 2 km muy duros, pero conocerte los puertos es un punto muy a favor, voy reservando y lo subo bastante bien, pasando a bastante gente. Corono y veo que voy mejorando en 3 minutos mi tiempo del año pasado… sin arriesgar y con lluvia, aunque se que esa ventaja la perderé en la bajada de la tornería.

La bajada de este puerto es muy peligrosa, carretera estrecha, curveada y con precipicio… se puede pedir mas?? Jaja, eso si la organización de 10, avisando en todas las curvas peligrosas, que en seco se agradece… pero en mojado… MUCHO MAS. Con todas las precauciones posibles termino de bajar este puerto.

Rápidamente me meto en un grupo y subo con ellos el segundo puerto, muy tendido y facilito de subir, lo único que noto es que la musculatura no me va bien del todo… que poco me gusta el frío con agua. Coronar, bajar a toda velocidad y ya encarar el último puerto… Los lagos. Antes de encarar este puerto me encontré con David, que gran tío ojala vuelva a encontrarme y compartir kilómetros con este crack!.

Llego a pie de lagos con 2 minutos de ventaja con respecto al tiempo del año pasado, lo peor que las sensaciones en la subida no son las mismas. Los primeros kilómetros de subida me voy controlando las pulsaciones para llegar con fuerza a la cima. La lluvia no cesa y llevar el chubasquero hace que tenga calor… van pasando los kilómetros y cada vez voy mejorando sensaciones. Llega la huesera y esta cubierta totalmente por la niebla, mejor así no veo lo que hay que subir, aunque me lo conozca jaja. Paso el mirador de la reina y ya veo que he reservado demasiado y el tiempo del año pasado no lo mejoraré pero bueno es normal con la que esta cayendo. En los últimos kilómetros ya si que me exprimo y voy pillando a mas gente. Al final acabo la etapa en 3h54´07´´, 4 minutos mas que el año pasado, 6 mas en la subida pero da igual estoy muy contento, no por el puesto 187 de 3300 inscritos (salieron menos) evidentemente he realizado casi el mismo tiempo que el año anterior pero con lluvia, sino por la capacidad de aguante que tenemos los ciclistas, porque soportar lluvia y frío tanto tiempo es meritorio.

Aquí os dejo el perfil de la etapa. http://connect.garmin.com/activity/180336934 

3 comentarios:

  1. Que grande eres tio!
    Tengo suerte de tenerte como amigo!
    Eres un héroe!!!

    ResponderEliminar
  2. HOLA.
    es emocionante para mi recordar mi klasica a los lagos con las mismas condiciones climatologicas que has tenido tu.

    enhorabuena Jorge.EL CICLISMO LO HA GRANDE LOS CICLISTAS COMO TU.

    ResponderEliminar
  3. Gracias a ti también señor izarra y a ti Marto tb!!!! Mucha gente dice que el ciclismo esta muerto, pero te das cuenta con estas cosas que esta muy vivo que los que realmente amamos este deporte nos sacrificamos y aunque haga bueno o malo... siempre disfrutamos encima de la bici!

    ResponderEliminar