sábado, 8 de enero de 2011

Team Leopard. O el ciclismo de verdad

Viene como anillo al dedo el lema que los preside. 'True racing', el ciclismo de verdad. Ahí, encima de ellos, insignificantes figuras capaces de todo. De salir airosos, y victoriosos, de los infiernos del pavé -Cancellara-, de ganar una Lieja-Bastogne-Lieja. De perder un Tour por no saber encadenar lo desencadenado -Andy, el pequeño al que su cuello de tanto medrar se hace visible hasta con la luz tenue que los ilumina. Capaces de todo. Como Brian Nygaard, el artífice, el mago del sueño. El hombre con los arrestos suficientes como para plantar cara al genio de Bjarne Riis. Como Kim Andersen que le siguió porque no aguantaba más los desplantes y el carácter, dejando en la estacada al técnico danés para formar parte de un sueño. Secreto. Tanto, que ni siquiera hasta ahora se sabía a ciencia cierta cómo iban a llamarse. Ya han recibido santo bautismo: 'Team Leopard' se llamarán. El equipo de los leopardos. Felinos con instinto ganador. Pero todos de verdad.


Así han querido presentarse al mundo. Romper con todo el secretismo que ha rodeado al proyecto de los hermanos Schleck hasta hoy, cuando, en la presentación donde se esperan nada menos que cinco mil personas descubrirán todos los detalles del equipo. El acto será en Luxemburgo, claro. La casa de los Schleck, lo que significa, el hogar de todos. No podía ser en otro sitio y no podía ser de otra forma. 'El ciclismo de verdad', se dicen. Los grandes enemigos de Contador, el hombre acuciado por la sospecha, hundido en 50 picogramos de clembuterol y con un Tour de Francia, el del pasado 2010 pendiente aún por ganar. No se sabe si falso o verdadero porque ya no deciden las carreteras ni las montañas. Ya no juzgan los ataques y los defallecimientos. Ahora el veredicto lo dan los despachos. Las carreras se ganan así.




'True Racing'. Así se denominan. Juntos todos. Los inseparables Schleck dados de la mano casi. Una prolongación el uno del otro. Con Cancellara, la bestia, Fuglsang, O'Grady, Voigt...fieles hasta el fin de sus días a los hermanos. Todos igual: zapatos, chaqueta y bufanda negra a puntos blancos. El maillot, celeste, negro y blanco se enseñó después, durante el acto. Estuvo sellado a cal y canto hasta entonces, casi tanto como los patrocinadores que llevarán inscritos Junto a 'Leopard', el segundo sponsor del equipo será Trek, con la que los Schleck cambiarán de máquina sobre la que montar este año, pues hasta ahora habían sido 'animales' Specialized. Completa así Andy el cambio a la contra que hizo Contador hace dos años. Siempre a la contra madrileño y luxemburgués. Trek y Specialized. Rubio y moreno. Uno lucha por ganar el Tour del próximo año presentando su ambicioso equipo y el otro pena por demostrar que su victoria en el 2010 fue real mientras menoscaba para llegar a una resolución antes de que el mes de julio le arrolle. El ciclismo de verdad, el de las carreteras, y el de mentira, el de las oficinas.




"Este equipo se ha desarrollado con la idea de ser fresco e innovador, pero sobre todo, con la idea de volver a sus raíces: las carreras", dice Brian Nygaard. Se trata solo de eso, de dar pedales. "Tenemos corredores en nuestra plantilla que pueden estar acumulando victorias desde el principio hasta el final de la temporada", prosigue el mánager. "Soy consciente de que no vamos a hacerlo en todas las carreras?, baja por un momento de la nube propiciada por los flashes, las cámaras de vídeo que le apuntan y los micrófonos que le escuchan, ensordecedor, "pero si estamos aquí es para dar lo mejor de nosotros y conseguir el mejor resultado que nos sea posible", defiende Nygaard, jefe de la manada del 'Leopardo Team'. Hambre para cazar ciclismo de verdad

Ciclismo a fondo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario